domingo, 13 de diciembre de 2015

Cuidados diarios de tu brochas y pinceles.



imagen de pinterest
Se habla mucho sobre la importancia de limpiar las brochas, y yo he hablado en este blog hace un tiempo sobre ese mismo tema, pero creo que no está de más volver a hacer hincapié. Muchas personas se lo toman como si no fuera mas que una exageración pero creo que si de verdad pudiéramos observar al microscopio las bacterias que acumulan las brochas, mas de una estoy segura que no querría acercarlas ni a su cara.

Yo soy la primera que trato de tener un control sobre este tema, y cosas como el reciente brote me hacen concienciarme aún mas, a pesar que no fue una cuestión de higiene, sino de un activo al que soy alérgica. 

No tengo una frecuencia definida sobre la limpieza de mis brochas, puesto que no las utilizo todos los días y muchas tampoco todas las semanas. La frecuencia de limpieza va en función de como se usen, lo suyo seria limpiarlas cada vez que las usamos, pero si no quieres hacerlo hay limpiadores, como el de MAC que hacen que están desinfectadas y puedes "alargar" un poquito mas la hora del baño, pero como mucho solo un par de días. 

Debes tener en cuenta que al limpiar tu cara lo que haces, es eliminar todas las células muertas y bacterias que almacenas en la piel a lo largo de las horas, de poco sirve que limpies bien tu cara si utilizas brochas llenas de bacterias, ya que solo harás que volver a esparcirlas.



LIMPIEZA DIARIA

Para una limpieza diaria, dependiendo siempre de lo sucias que estén las brochas, puedes utilizar un jabón de coco o Fairy. Si están sucias solo de usarlas con un producto en polvo, el jabón de coco será tu mejor aliado, las deja limpias, cuida el pelo y mantienen así su forma. Si usas un champú, es preferible que sea sin acondicionadores, siliconas etc... eso solo hará que el pelo se apelmace.

El jabon de coco es, para mi, la mejor opción, no tiene detergentes por lo que no sale espuma, y se limpian y aclaran super rápido. Llevo años utilizándolo y no lo cambio por nada. Lo puedes encontrar en herbolarios o tiendas similares, pero fíjate que sea 100% aceite natural de coco. 

Si el pigmento es difícil de eliminar o has usado productos mas grasientos como base, corrector, sombras o coloretes en crema... es recomendable el Fairy de toda la vida. Elimina sin esfuerzo toda la grasa y quedan impecables. 


Las brochas no se deben lavar con alcohol, destrozaríamos el pelo y podemos estropear la brocha. Es bueno usarlo como desinfectante y siempre posterior al lavado, pulverizando en el pelo de la brocha. No arrastra el pigmento, por eso no útil como limpiador, solo como desinfectante.



COMO DEBES HACERLO

Hay que lavarlas siempre en la dirección del pelo, es decir, que el agua caiga desde la base del pelo hacia la punta. Al final, lo recomendable es que para retirar el exceso de agua las pases por un papel de cocina, no aplastándolas, haciendo siempre un movimiento natural, para que no se abra el pelo ni se estropeén.


Para los pinceles con lo que apliques productos mas fijos y resistentes (eyeliner por ejemplo), puedes usar en el momento una toallita desmaquillante para retirar el exceso porque si no, el producto se secará en el pincel y el pelo se puede acabar debilitando o partiendo. 

Si tienes alguna duda sobre la limpieza de alguna brocha en concreto, no esperes mas y deja un comentario abajo, rápidamente tendrás una respuesta.

Jennifer García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario