jueves, 29 de junio de 2017

R E F L E X I O N




¿Te ha pasado alguna vez que estás buscando 
las llaves pero no las encuentras 
porque las tienes en las manos? 
Pues algo similar ocurre con la felicidad.
(popular)




Aprendemos de los errores, cada golpe nos ayuda a crecer, nos advierte de la que vida no es un camino de rosas y nos espabila para no cometer de nuevo el mismo error, por lo que no debemos tener miedo a los errores que podamos cometer, nos ayudarán a seguir adelante y aumenta nuestro conocimiento y experiencia.

De los fracasos aprendemos que nadie es perfecto, y que todos nos equivocamos por eso debemos valorar los errores y los de los que nos rodean, aprender a colocarnos en los zapatos de otro y comprenderlo, ya que nosotros podemos aprender de sus errores también para no cometerlos en un futuro.

Durante un tiempo me agobiaba la idea de no actuar como esperaban que lo hiciera, de salirme del molde de lo que estaba escrito, gasté mucha paciencia y sangre en cumplir caprichos de otros desatendiendo los míos ¿y para qué? para nada.

Quizá este fue el momento en que me di cuenta de que algo debía cambiar. Un buen día hace unos meses me di cuenta de que esto no podía seguir así, que debía de ir haciendo pequeños cambios que me acercaran más a lo que espero de la vida y a lo que considero ser feliz plenamente. He ido sacando poco a poco los pensamientos negativos de mi cabeza  y los he ido cambiando por pensamientos más positivos que me ayudan a avanzar con alegría y ganas.

Tras estas pequeñas reflexiones me di cuenta de que cometía un error garrafal cuando criticaba a alguien por alguna actuación en su vida, a mí no me gusta que me critiquen por mis errores y he tratado de cambiar esa parte. Todos tomamos las decisiones que creemos convenientes pensando que lo que hacemos es lo correcto.  Al resto puedes gustarle, o no, pero no eso no nos da derecho a juzgar ni criticar nada y el no meterte en esas cosas te hace un poco mejor porque todo el mundo, en algún momento, necesita una mano tendida para salir del agujero y no siempre hay alguien para dártela, pero para criticar es lo que sobran.


Analiza en lo que te has equivocado para que te pueda servir de aprendizaje y te ayude a estar bien, al final todos buscamos lo mismo, ser felices sin tanto cuento.

Jennifer García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario