martes, 27 de febrero de 2018

5 THINGS I LEARNED




No, para mí tampoco está siendo fácil, en realidad he ido aprendiendo bastantes cosas por el camino. Esto es algo que yo quiero hacer, sin hacer ruido ni molestar a nadie, porque es mi meta personal y como tal, solo es cosa mía. Pero no está siendo fácil, cuando empecé pensé que recibiría más apoyo de la gente de mi entorno pero me equivocaba y aquí aprendí que como era algo que solo depende de mí, no necesito el respaldo de nadie (1.- quien quiera bien, y quien no, también).

Seguí caminando hasta plantearme el buscar ayuda ya que mis conocimientos al respecto son escasos. Poco a poco he ido ganando en fondo y en confianza, más en lo segundo que en lo primero.  (2.- si no sabes y lo quieres, busca ayuda en quien sepa cómo conseguirlo).

Cuando tocaba salir a la calle no era fácil, eran sentimientos encontrados, las ganas por un lado, la pereza de salir sin compañía por el otro. Al principio incluso con música me vencía la cabeza consiguiendo que diera media vuelta, ahora ya no, esto también se aprende y por fin consigo disfrutar de mi soledad, de mi momento, de la calma de estar sola perdida en parajes a los que no llegaría de otro modo. (3.- sacar algo bueno de lo que creías que en un principio era algo malo, es algo por lo que vas a tener que pasar y es demasiado gratificante como para dejarlo correr).

Poco a poco voy consiguiendo cosas, estoy lejos de lo que pretendo pero te puedo asegurar que lucho a diario por conseguirlo. Es lo último en lo que pienso al acostarme y lo primero que pienso al levantarme, afortunadamente me avisan por email de lo que tengo que hacer para ese día (bendita tecnología) y puedo organizarme para ir llegando a todo, pero no sin esfuerzo. (4.- el éxito se consigue con pequeños esfuerzos repetidos día tras día).

Nunca he creído que fuera fácil pero yo siento que valdrá la pena, con las metas a corto plazo me siento genial a pesar de no ser de las mejores, pero me da lo mismo, lo consigo, yo sola, luchando 6 o 7 días por semana, el resultado ahora mismo es un simple número para mí.

Me quedo con los nervios, las sensaciones, los pensamientos, las palabras en los antes y los después, me quedo con los que me entienden, los que me apoyan sin yo pedirlo o necesitarlo (o creer necesitarlo), con las agujetas tras 60 sentadillas, las series, los capítulos de Elementay en el rodillo, los corzos que se cruzan atemorizados cuando te oyen pasar, los atardeceres por encima del mundo, los comentarios de después… y sinceramente, si después de todo sigues pensando que no has ganado, yo solo te puedo decir que luches,


5.- la única batalla que se pierde, es la que se abandona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario