lunes, 4 de marzo de 2019

naranjas


No soy de esas personas de las que los demás se enamoran, a veces me ha llegado a quitar el sueño pero por algún motivo hace meses que eso no me preocupa, nada en absoluto, lo mejor de todo es que no es malo.

Todo el mundo espera grandes cosas, de su vida y de la de los demás. Tus padres esperan que seas el mejor en todo y si eres mujer, que te cases y tengas hijos, que encuentres a una persona que complemente (eso que ingenuamente se inventan que te falta pero que, siendo realistas, yo no me siento una pobre niñita desmembrada que necesite un complemento mas allá de unos zapatos o un bolso que yo misma pueda comprarme).

No necesito una mitad de nada porque me considero un entero.

se fué, se perdió.


No hay comentarios:

Publicar un comentario