sábado, 10 de julio de 2021

Esfuerzo.

 


A veces la gente define la suerte como eso que sucede entre lo que dices que conseguirás y el conseguirlo, pero yo hace años que dejé de creer en la suerte.


Para mi lo que hay entre una cosa y la otra se llama esfuerzo, ilusión y ganas… pero no es un camino de rosas.


Opositar es duro, hay días en que ni tu mismo tienes ganas de pelear, días en que te apetece olvidarte de todo y parar para coger fuerzas, pero en el fondo algo te dice que no lo hagas y que sigas peleando que lo que ansías está más cerca de lo que crees, que si has recorrido tanto camino, no puedes relajarte.


Entre el principio y el final de mi propia historia, han pasado demasiadas cosas; días llenos de luz y color y otros de ir con la lengua fuera, personas que han entendido de que va esto y otras que sólo han hecho que tratar de boicotearlo, personas que se han acercado para conseguir algo y otras por querer caminar a mi lado mientras construía mi sueño y mi nueva vida.


Ayer se ha cerrado una etapa para abrirse otra mejor, ayer salí de la Academia con un cambio de vida, y salí con la que ha sido mi fiel binomio durante los últimos seis meses, a su lado estaba la primera vez que a ambas nos reconocieron como GC y a su lado estaba ayer sabiendo que cada paso que nos alejaba de aquel lugar nos acercaba más al resto de nuestras vidas; gracias Patri por lo vivido esta última semana y por todas las anteriores, por cada palabra de ánimo y los “todo va a salir bien”, todo se queda pequeño para lo mucho que te quiero y el inmenso vacío que sentí ayer cuando volvía sola en el coche hacia mi casa. Mi futuro no está en la misma ciudad que el tuyo pero en mi vida tienes un espacio enorme para ti y lo sabes.


Gracias a mis platanitos por cada fin de semana, a Sandra por cada consejo y por tener siempre la mano tendida a lo que pueda necesitar. Gracias Pili por cada buenos días en la mañana, no puedo escribir esto sin emocionarme pensando en que no voy a volver a ver tu cara iluminada por el móvil en la noche desde mi camareta! Supongo que no es malo, te tengo cerca y hay mucho que nos espera al otro lado del miedo.


Gracias a La Familia; Abel, Gallard, Edu, Diego y Miguel, esta experiencia sin vosotros estaba coja, echaré de menos los “estoy cansaro” y la risa de Edu, los “me entiende o no?” De Gallard, la sonrisa de Abel y la templanza de Miguel ante cualquier situación. Se que la vida os va a dar todo lo bueno que pidáis porque incluso eso se os queda pequeño para lo grandes que sois. Conseguimos que vieráis un atardecer con nosotras, me entiende o no?


Gracias a Cristian por tus ánimos la última semana, por tus palabras y por haberme tenido presente, no caben mas palabras de agradecimiento. Espero que si el destino nos presentó en el examen teórico y nos puso juntos en la misma clase… no nos deje perder el contacto el resto de la vida. Te deseo lo mejor en tu nueva andadura!



Gracias a mi hermana por el 16 de noviembre estar en Madrid conmigo encerrada en un hotel y sacrificar su cumpleaños por verne cumplir mi sueño, gracias por cada palabra de ánimo en los bajones y por abrirme recientemente los ojos, eres mi hermana la pequeña y eres la mejor amiga que puedo pedir. TE QUIERO.


Gracias a mi madre, mis primos, mi ahijada, mis tíos… por no dejar de llamarme  empollona y apoyarme en el camino para conseguir lo que hoy disfruto con una sonrisa. Quereros se queda corto. 


Gracias a mis abuelos, a los que tenía presentes en los bajones y llevé presentes el día de mi Jura de Bandera. Vuestros nombres escritos en un papel en el bolsillo izquierdo de mi camisa retumbaron con fuerza en mi pecho al aguantarne las lágrimas mirando al cielo cuando cantaba el Himno a los Caídos.


Gracias a mi pequeño Mr. Holmes, por cada “camina” y cada “todo va a salir bien”, el diccionario que manejo no tiene palabras para expresar tanto agradecimiento e incluso en estos días en que los nervios y la incertidumbre me comían por dentro y no sabía ni por donde salir. GRACIAS. (Aunque fuera cabezota se que me quieres 😏).


Gracias a Gerardo e Inma por su ayuda para que no murieran de hambre y a Gerardo en concreto por la llamada de hace dos días en la que me tranquilicé y me reí de lo que estaba viviendo, ahí se ve que estás hecho de otra pasta y que eres de la familia que la vida te presenta y no se puede dejar escapar.


Gracias a Sonia y Rubén, por estar pendientes de mi, tratarme ya como compañera y pasar nervios por mi como si fuera por vosotros mismos, vais a conseguir grandes cosas porque sois muy buenas personas.


Gracias a Equipo Banuncias, Ainoa, Javi y Noelia, Sandra, Hugo, Bruno, a la voz de mi conciencia, Sofía, Dani…. Gracias por apoyar cada paso, por estar sin que lo pidiera y por entender que no siempre podía estar para veros, por querer verme bien y ayudarme a construir mi sueño.


Gracias a Ale por los audios que inundan de sonrisas cada habitación, por nuestros tataki y nuestras botellas de vino hasta las seis de la tarde, pero sobre todas mas cosas GRACIAS POR SER LA MEJOR AMIGA que se puede tener, te he hecho sufrir estos días pero sabes que mi casa es tu casa y que te quiero a 2km y a 2000!


Seguro que se me queda gente y lo siento porque ahora ya lloro de emoción, por la sensación de saber que llegó el momento que tanto esperaba y que me llena saber que tengo buenas personas a mi alrededor que se alegran de que lo haya conseguido como si fuera su logro propio.


Me siento afortunada.


Mi vida cambia de CCAA pero no os preocupéis, sabéis que la sonrisa pocas veces la pierdo y lo que me espera será increíble.


Os quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario